viernes, 1 de febrero de 2013

Buen papel del equipo montoreño de bádminton en el campeonato de Andalucía

Se ha celebrado el Campeonato de Andalucía de Bádminton en San José de la Rinconada. Fue un magnífico evento que contó con las mejores raquetas de la comunidad.
Una gran representación de la mayoría de clubes andaluces: Montoro, La Orden, Rinconada, Arjonilla, Benlamádena y un largo etcétera que hizo disfrutar a la afición sevillana de este deporte. En total, más de 150 jugadores andaluces que dieron prestigio al campeonato autonómico y, entre ellos, 3 de nuestros mejores deportistas: Pedro Villaverde, Juan Antonio León y Juan José Figueras.
El resultado no fue tan exultante como otras veces pero siguieron mostrando ser de los mejores en cada partido que disputaron.
En individuales, los tres alcanzaron la ronda de cuartos de final (una menos que el año anterior), no queriendo decir esto que estén en peor condición física o hicieran un mal juego, simplemente que los rivales estuvieron más acertados a la hora de definir los puntos. De hecho, cabe destacar que los jugadores que vencieron a nuestros montoreños acabaron en lo más alto del podium (casos de los jugadores de Alhaurín, Mateo Garrido -rival de Villaverde-, o  de Benalmádena, David Chevasco -contrincante de Figueras-) o casi (como el subcampeón malagueño, Francisco Alberca, adversario de Richard).
En dobles, la suerte fue dispar. Figueras junto a Óscar Romero (Rinconada, en cuartos de final, hicieron un muy buen papel frente a los futuros subcampeones Chevasco-Cuevas (Benalmádena); si bien empezaron algo fríos, conforme avanzaba el partido mejoraron mucho en su juego llegando a estar 15-16 en el segundo set, aunque la balanza cayó de lado malagueño.
Villaverde-León alcanzaron las semifinales y, cuando todo hacía presagiar que alcanzarían (mínimo) un puesto en la final, no supieron acabar con un partido que iniciaron con pleno dominio del juego y los puntos y que, poco a poco, fueron entrando en el ritmo que querian Arenas-Farfán (Alhaurín). Una lástima perder esta fantástica oportunidad, aunque lo hicieron peleando hasta el final. No pudo ser y el bádminton de Montoro se quedó a las puertas de otra medalla (el año pasado 3 bronces llegaron a la ciudad cordobesa).
La jornada nocturna fue otra convivencia exquisita que permitió seguir cosechando grandes amistades y paladear ese humor que caracteriza a Richard en la velada que nos ofrecieron desde Rinconada con una actuación estelar junto a un mago que amenizó la cena.
Un éxito, no tanto en los resultados, sí en cuanto al juego mostrado y el saber estrar tanto dentro como fuera de las pistas. Esperamos un futuro muy prometedor con grandes logros muy próximos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba lo que piensa. Envíe su comentario sobre esta noticia, utilizando su nombre y apellidos y no como anónimos.

Villafranca y Villa del Río se mantienen en cierre perimetral por covid-19

Vista de una calle vacía de Cañete de las Torres. Los municipios de Villafranca, con 7 nuevos casos y un índice de 576,13 por cada 100.000 h...