sábado, 24 de noviembre de 2012

El primer Salón de las Vanidades, de El Carpio, acerca el arte de hoy a la gente actual

Coincidiendo con el segundo aniversario de la apertura de Cielo y Tierra, como producto de la propia naturaleza de este proyecto. Tras el éxito de la primera muestra de arte contemporáneo El Cielo en la Tierra del pasado año. Se celebra el I Salón de las Vanidades, que nace con la ilusión de acercar el arte de hoy a la gente de hoy. Persiguiendo templar el alma para abrirla a la cultura, cultivando este fértil terreno de El Carpio, con el deseo de elevar el presente mirando al futuro, ampliando el horizonte con la altura de fe y el empuje de esperanza. Se pretende ir más allá de lo que pudiera entenderse como una exposición más, no se intenta imitar una galería de arte contemporáneo, queremos generar diálogo y reflexión, buscamos otra dinámica.
¿Qué es el Salón de las Vanidades?
Es una muestra anual de arte contemporáneo donde se encontrarán obras de artistas noveles junto a artistas de primera fila. Cada año versará sobre un tema que servirá como punto de partida para la reflexión a través de la creación artística.  Este año se ha querido orientar hacia la línea que dibujan los dos puntos, distantes pero irremediablemente cercanos, de los términos Vida y Muerte. Este binomio ha propiciado la realización de la mayoría de las obras que se han ejecutado expresamente para esta muestra.
 ¿Qué pretende el Salón de las Vanidades?
En primer lugar apoyar de manera práctica y directa a jóvenes valores, sirviéndoles como escaparate para la presentación de su obra. También se aspira a democratizar la cultura abriéndola a todos los rincones,  a través de la oportunidad de adquirir una obra de arte. En definitiva, partiendo del concepto enriquecedor  que nutre nuestra actividad en el mundo del interiorismo, queremos convertir lo ordinario y cotidiano de cada día en una experiencia extraordinaria y única a través del disfrute del arte. En estos tiempos de incertidumbre y misterio, donde todo se tambalea y nada es seguro, el arte es un acto de fe que se sustenta en la confianza de que la Humanidad puede recibir susurros de espacios desconocidos a través de caminos misteriosos no sujetos a la experiencia.
Por eso encontramos en las sensaciones que se desprenden de este contacto con lo artístico razones que, escapándose de toda racionalidad,  alientan esta locura. Tenemos que  agradecer la entera disposición de todos los artistas que hemos seleccionado, al encontrar en cada uno de ellos una generosa respuesta, produciendo obra para esta histórica primera muestra. Gracias por hacerlo tan fácil…
¡Qué oscura, simple y llana sería nuestra existencia sin las obras del arte! Que a lo largo de la historia nos han abrigado, nos han enseñado y nos han hecho reflexionar, generando con su destello, un cortocircuito en nuestro caminar. Estamos necesitados de belleza.  Los artistas músicos, pintores, escritores, arquitectos son, como diría Schumann, los que envían luz a las profundidades del corazón humano. Es nuestra historia, junto con sus tradiciones, la que nos enseña a crecer y nos hace avanzar en esta sociedad. Es ella, la que nos da carácter y personalidad, la que nutre nuestra identidad y nos diferencia en un mundo cada vez más homogéneo y globalizado.
Adquirir una obra de arte no es un acto egoísta y pretencioso, como puede parecer a simple vista, sino todo lo contrario. Comprar arte no equivale a comprar un coche, una moto o un traje, todo esto envejece, perece,  es pasajero como la moda. El arte sin embargo rejuvenece y se transforma cada día, está vivo.
Comprar arte :
-          Es un acto de amor al arte y entrega generosa, es un regalo a las personas que nos rodean.
-          Es promocionar el desarrollo artístico, para que los artistas sigan generando cultura.
-          Es rodear tu vida de piezas únicas, singulares y vivas, que formarán parte de tu vida y de tus generaciones futuras, como legado e historia ilustrada de una época.
-          Es entrar a formar parte de la obra de un artista y de su trayectoria.
-          Es en definitiva, ser partícipes directos del arte de nuestro tiempo.
Desde que Cielo y Tierra abrió sus puertas, dejamos claro el compromiso con el arte propio de nuestro tiempo, y podemos afirmar sin temor que estamos consiguiendo lo que pretendíamos: construir un pequeño laboratorio abierto a todos. Donde fraguamos grandes proyectos particulares y públicos contando con la participación de artistas y artesanos de todas las disciplinas. Pues como dijimos en su inauguración, queremos con nuestro trabajo transformar una casa material y fría en un hogar único hecho a tu medida. Un no lugar, en un espacio acogedor, abierto y dinámico.

No podemos resistirnos: nos mueve la admiración por el arte, por la belleza, por la imagen, por las reflexiones profundas que anidad en el interior de cada pieza emocionante. Hemos buscado y pedido estas obras para presentarlas hoy, aquí y ahora en este momento concreto de la historia. Que estas obras de artistas de nuestro tiempo sirvan como creyó Marc Chagall de puente entre el alma del artista y la del espectador. Que estimulen  nuestros sentidos y despierten nuestras inquietudes para seguir avanzando en nuestro crecimiento personal y en nuestro desarrollo como sociedad.

Que estas obras de arte vivan y se transformen tantas veces como se contemplen por un alma sensible. Sólo queda adentrarse en este infinito y fascinante mundo del arte. Que disfrutéis y buen provecho.
                                                      1. 49 respuestas a la aventura del pensamiento. Eduardo Pérez de Carreras.
                              Fundación Argos. Madrid, 2004

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba lo que piensa. Envíe su comentario sobre esta noticia, utilizando su nombre y apellidos y no como anónimos.

Villafranca baja de los 500 casos por contagio de covid-19, pero sigue en cierre perimetral, igual que Villa del Río

Vista panorámica desde la torre de Garci Méndez, de El Carpio. El nivel de contagios de covid-19 sigue en caída libre en la comarca con Vill...