Juan Carlos Moya: "La Costa del Sol no acaba en Fuengirola"

El perabeño Juan Carlos Moya Cortés es director de Eventos y Banquetes en el Hotel Villapadierna, uno de los quince mejores hoteles del mundo.


--Juan Carlos, ¿cuánto tiempo lleva en la Costa del Sol?, ¿cómo ha ido evolucionando su trayectoria profesional?

--14 años. Llegué a Marbella desde Palma de Mallorca, donde estuve 4 años. En Marbella empecé a trabajar de camarero en Puerto Banús en una cadena de restaurantes, en la cual al poco de estar ascendí a 2º Maitre, en este restaurante estuve hasta el año 2004 ya que me salió la oportunidad de trabajar en un sitio como el hotel Villapadierna y no me lo pensé dos veces, ahora que tu lo has visto entenderás el motivo por el cual no me lo pensé, aquí entre de jefe de rango y al poco tiempo ascendí a 2º Maitre del restaurante gastronómico, ascendí 1er Maitre en el mismo momento en que nuestro restaurante La Veranda era asesorado por Martín Berasategui, el cual tuve la suerte tanto de conocerlo como de trabajar con él y actualmente dirijo todos los eventos y banquetes del hotel.

--¿Qué le ha aportado a su vida personal esta “aventura” en Marbella?
-- Sobre todo mucha estabilidad, ya que aquí en el primer trabajo que tuve conocí a la mujer de mi vida con la que estoy casado y tengo una hija maravillosa, y tener la suerte que desde que estoy por aquí nunca me ha faltado el trabajo que ya es una suerte en los tiempos que corren.

--Trabajar en un hotel como Villa Padierna tiene que ser una responsabilidad muy importante. ¿Cómo valora su día a día en el trabajo?
-- Lo bueno de trabajar de cara al público es que cada día es una experiencia nueva ya que cada día conoces gente nueva. Y por supuesto que es una gran responsabilidad ya que en un hotel de esta categoría como el hotel Villa Padierna pasa gente muy importante, y bastante exigente date cuenta que este tipo de clientela están acostumbrados a lo mejor por lo tanto es muy difícil de sorprenderlos, en eso consiste nuestro trabajo en hacer que se sienta en casa, en mi caso teniendo preparado todo lo que le gusta y como le gusta ya sea el vino, la mesa, la comida… que el cliente se siente reconocido y que él note que sabemos lo que le gusta.

--¿A qué famosos ha tenido la oportunidad de atender o conocer?
--Tanto en mi anterior trabajo como ahora en el Hotel Villa Padierna he tenido la suerte y la oportunidad de atender a mucha gente famosa. Hace justo un año como todo el mundo sabe a Michelle Obama, y sin ir más lejos el sábado pasado tuve una gala en la que los anfitriones eran Eva Longoria y Antonio Banderas, aparte de ellos había mucha gente famosa la cual seguro habeis visto estos días en la prensa del corazón.

--¿Cuáles han sido los más amables?
-- Bueno los que yo he tenido la oportunidad de atender todos han sido amables no podría mencionarte a ninguno en particular, a parte que los que te he nombrado anteriormente lo he hecho porque ha tenido mucha trascendencia mediática y todo el mundo sabe que han visitado nuestro hotel. Pero hay muchos otros que vienen por su cuenta entre ellos algún paisano nuestro los cuales no voy a nombrar por que nos gusta guardar la privacidad de nuestros huéspedes, ya que si nos visitan es por nuestra discreción

--¿Qué anécdota guarda de alguno de ellos?
-- Cuando trabajaba en Puerto Banús vimos desde la puerta del restaurante a Fernando Hierro, y mis empleados merengues, tu sabes que yo soy culé, querían hacerse una foto con él, me acerqué a la heladería donde estaba y le pedí que viniese al restaurante a hacerse una foto con mis empleados, el amablemente me dijo que si pero al salir de la heladería se marchó y mis empleados quedaron decepcionados, pues a la media hora apareció en la puerta del restaurante preguntando por mi ya que se quedó con mi nombre mirando mi name tag, me pidió disculpas porque se había tenido que ir un momento pero que no se olvidó de que me había dado su palabra de que se haría la foto con nosotros. Me sorprendió gratamente que volviera.

--¿Qué echa de menos de su tierra?
-- Muchas cosas, como las fiestas lo que pasa que siempre coinciden con mucho trabajo en la costa, como el puente de mayo que es la romería, la semana santa, la feria, son fechas en las que tenemos mucha ocupación normalmente. Pero sobre todo la familia y los amigos.

--¿Cada cuánto tiempo va a su pueblo y para qué motivos?
-- Normalmente cada 2 meses pero ahora cuando llega el verano no voy, porque tanto yo como mi mujer tenemos mucho trabajo, aparte que hace mucho calor, eso es lo único que no echo de menos, el clima.

--¿Cuál es su día a día fuera del trabajo?, ¿qué suele hacer en su tiempo libre?
-- Ahora en verano playa, me encanta coger a mi mujer y mi hija e irnos todo el día a la playa desde por la mañana hasta que anochece. Creo que ahora no me acostumbraría a vivir sin el mar. Es lo único que le falta a Córdoba para ser perfecta.

--¿Qué le recomienda a los cordobeses que visiten esta zona?, ¿algún lugar concreto para almorzar o cenar?
-- Estepona es un pueblo que pese a su magnitud nunca ha dejado de ser pueblo y creo que es uno de los mejores sitios para vivir. Para almorzar el restaurante La Loggia o el club de mar Villapadierna y para cenar el restaurante la Veranda, y no sólo los recomiendo porque yo trabajo allí si no porque realmente merece mucho la pena.

--¿Qué le diría a los cordobeses que no pasan de Fuengirola y desconocen esta zona en la que usted trabaja?
--Que la Costa del Sol no acaba en Fuengirola, que tanto Marbella que también suelen conocerlo pero sobre todo Estepona son sitios que merecen hacer unos kilómetros más.