Culminan las obras de la ladera de Romero Esteo, en Montoro

El Ayuntamiento de Montoro ha salvado el penúltimo obstáculo para evitar aludes en la ladera del casco urbano que vierte hacia el río Guadalquivir. Se trata de las obras de la calle Romero Esteo, que han llegado a su fin y se han llevado a cabo dentro del tiempo previsto. Ello ha sido posible tras una inversión de 565.000 euros, que son financiados por el Ministerio de Política Territorial, Sierra Morena y El Proteja. El Ayuntamiento ha aportado a este proyecto 23.000 euros. Esta actuación ha posibilitado la conexión con la zona verde de la barriada del Francés, conformando un recorrido que sirve como itinerario de paseo y disfrute. Asimismo, conecta la calle El Pilar con el Arboretum, ubicado en la Huerta de la Isla, donde recientemente se han llevado a cabo otras actuaciones de mejora del entorno del río Guadalquivir.
El alcalde de Montoro, Antonio Sánchez Villaverde, ha manifestado que "esta actuación es una importante demanda de los vecinos de esta zona, que veían como en época de lluvias veían peligrar su seguridad". Ahora, con el refuerzo del firme y el asentamiento y hormigonado de la ladera, apoyada en un gran
muro de piedra molinaza, los vecinos de este barrio podrán dormir tranquilos en época de lluvias copiosas.
Algunos de ellos han manifestado que "los trabajos se han realizado durante mes y medio, en época estival, causando diversas molestias, pero ha merecido la pena, ya que con esta actuación se ha quedado para nuestro barrio un nuevo espacio de recreo, de setos y zonas verdes, así como recorridos de paseo muy interesantes desde los que se dibujan bellas estampas de la ciudad y el barrio del Retamar".
El área de actuación abarca en torno a 3.000 metros cuadrados y con ella se gana para la localidad un nuevo espacio de ocio y entretenimiento para los vecinos", mejorando la accesibilidad a la misma y conectando de una manera más fácil la calle Cervantes con la calle Herrerías, situada junto a la ribera.