Antonio Sánchez Villaverde: "El terrorismo de los mercados causa miseria y desesperación en la sociedad"

--¿Cómo lleva estos primeros meses del nuevo mandato?

--No ha cambiado para nada el trabajo que se venía haciendo en días anteriores a las elecciones y, por supuesto, en los últimos años que el PSOE lleva gobernando en Montoro, con total dedicación. Al no existir un cambio de gobierno, no hemos perdido tiempo ni días, sino que desde el pasado 22 de mayo no estuvimos en funciones, sino funcionando y gestionando, viajando y contactando con las distintas instituciones para hacer un seguimiento a los proyectos que están desarrollándose y otros que se van a realizar a corto y medio plazo. Cuando en otros sitios cuando han estado pensando en la composición de gobierno, pactos y demás, nosotros no lo hemos hecho sino que nos hemos dedicado a nuestros ciudadanos.

--¿Qué se pretende demostrar?
--Que la productividad, en este caso, es un hecho y tenemos perfectamente conformadas nuestras actuaciones en los próximos cuatro años, basado en nuestro programa electoral, que ha sido mayoritariamente respaldado por los vecinos, escuchando las propuestas razonables de los grupos de la oposición y sobre todo intentando consensuar al máximo todos los asuntos, sobre todo los más importantes y factibles económicamente, ya que hay que priorizar aquellos que tengan más incidencias a nivel social. Desde el equipo de gobierno siempre hemos dado respuestas adecuadas a todos los colectivos.

--¿Cómo tratan de capear la situación económica?
--La situación económica, que ha tenido distintas caras, ha afectado a varios sectores. Considero que la situación de los mercados, que está afectando a todos los países del mundo, está provocando pobreza, miseria, hambre y muerte en los más pobres. Eso no denomino como el terrorismo de los mercados, que en algunos casos creo que es peor que el terrorismo de Al Qaeda o de otros grupos terroristas, porque está causando más muertes y más desesperación en la sociedad. Esto se ha venido manifestando no solo en la construcción. En el caso específico de Montoro y de pueblos que dependen de la agricultura lo estamos sufriendo con los precios del aceite. Quien los maneja, se aprovechan de ello e intentando provocar la miseria entre los agricultores son los mercados. No estoy hablando de acciones de gobierno, que debería haberlas, sino que debe ser una acción social, porque es insaciable. No miran nada más que para sus propios intereses sin pensar en los demás, provocando esta situación que está desembocando en la destrucción del estado del bienestar social. Todo lo que hemos conseguido durante tantos años, estos intereses lo van a devorar en poco tiempo.

--¿Se han visto obligados a modificar la gestión municipal debido a esta situación?
--La situación económica del Ayuntamiento de Montoro puede ser parecida en algunos aspectos a la de todos los ayuntamientos, sobre todo porque al ser la administración más cercana, cualquier problema que tengan los ciudadanos, vienen en busca de su alcalde para que se lo solucione. Esto provoca, en algunos casos, que el gasto supere con creces a los ingresos. También hay algunos ayuntamientos que han basado su economía o sus ingresos en temas urbanísticos, creando una gran dependencia de ellos, y ahora, con la crisis que hay, le ha producido un crack de muy difícil solución. Nosotros no estamos en esa situación, afortunadamente. Con las medidas que vamos a tomar en el próximo pleno de adherirnos a la línea de crédito que el gobierno de España, conjuntamente con el ICO, ha puesto en marcha, nos va a posibilitar pagar todas las facturas que podemos tener pendientes, hasta abril del 2011, más todos aquellos pagos a proveedores, obras y demás, que estamos pagando incluso posteriormente a esa fecha. La situación está bastante controlada, y más que va a estar, porque hemos ido tomando medidas.

--¿Cómo cuáles?
--Por ejemplo, los presupuestos del 2011 se aprobaron con un superávit de casi 600.000 euros.

--¿En qué les pueden afectar los recortes que se pretenden hacer?
--Sobre todo en el apoyo y funcionamiento de todas aquellas políticas sociales relacionadas con la educación, con el bienestar social, la salud y todo aquello que el ciudadano necesita. Además, esto es lo que equipara a todos los ciudadanos. Todo esto está dentro de las políticas de igualdad. Creo que a pesar de las dificultades, vamos a cumplir nuestras obligaciones con trabajadores, proveedores y vamos a seguir gestionando como hasta ahora, con austeridad, pero sin hacer recortes salvajes como se está haciendo en algunas comunidades autónomas donde gobierna el PP, donde la tasa de desempleo y el déficit es más alto. Cada uno es responsable de la situación y para eso hay que tomar medidas. Hay ayuntamientos que incluso recortando en personas y gastos corrientes lo van a tener muy difícil, pero se pueden tomar algunas medidas.

--¿Qué propondría?
--Por ejemplo, que se amplíe la refinanciación de los préstamos de los ayuntamientos, con lo que la carga disminuiría bastante y supondría un colchón para utilizar esa parte de dinero para disminuir el déficit o para financiar con recursos propios algún tipo de inversiones, algo que no se puede parar porque son necesarias y generan empleo, tanto directo como indirecto.

--¿Cuál es la principal preocupación que tiene el ciudadano de Montoro?
--Las mismas que los cordobeses, andaluces y españoles: la situación económica de cada cual, sino también la preocupación que tenemos los padres con respecto al futuro incierto de nuestros hijos. Son jóvenes bien preparados pero en el mercado no hay posibilidad de encontrar un empleo y sobre todo digno y remunerado justamente. Con ello nos jugamos el futuro e incluso la convivencia de nuestros municipios, por muy pequeños que sean. El horizonte es complejo y, aunque tengamos cierta solvencia algunos municipios por distintos sectores económicos, lo cierto es que hay pesadumbre por la situación que atraviesa el municipio colindante. Si una parte está mal, queramos o no repercute en todos, tanto desde el punto de vista social como moral. De saber que hay personas que lo están pasando mal y que nosotros tenemos una responsabilidad y una preocupación. Esto es tarea de todos.

--¿En qué ha estado basada vuestra metodología de trabajo?
--Nosotros siempre hemos tenido como guía nuestro Plan Estratégico. A partir de ahí, priorizar las demandas sociales y buscar la cofinanciación suficiente de las otras administraciones para que la aportación del Ayuntamiento sea la de menor cuantía. Creo que Montoro, al día de hoy, es un referente en Andalucía en equipamientos, en proyectos novedosos, en los servicios sociales y también en un municipio con 9.920 habitantes, que tenga todo el sistema de equipamientos que tiene. Que incluso se están ampliando, se van a mejorar.

--¿Qué proyectos van a desarrollar de carácter inmediato?
--En octubre se inaugurará la ITV y los proyectos a medio plazo, fundamentalmente, son el aparcamiento en el casco histórico –que ya está aprobado por el Ministerio de Política Territorial, con una financiación del 70% de fondos Feder--; vamos a seguir apostando por el Centro Comercial Abierto, yendo de la mano con los comerciantes; la mejora del sector productivo con el apoyo a los emprendedores con Nuevos Yacimientos de Empleo; y seguir trabajando en nuevos equipamientos como el apeadero de autobuses, nuevo centro de salud, seguir con la política de construir viviendas de promoción pública, mantener el desarrollo del área de rehabilitación integral del casco histórico y seguir con la construcción de viviendas en la zona de expansión, aprovechamiento turístico del casco histórico, la sierra y el parque natural. Hay que apostar también por el turismo de naturaleza, gastronómico y cultural, aprovechando toda la potencialidad natural y las magníficas comunicaciones que tenemos en la provincia. Pero esto tiene que ir ligado a un gran pacto con la sociedad. Tenemos que hacer que nuestra gente sea valiente. Hay que tener objetivos, que, aunque muchas veces sean difíciles de alcanzar, con trabajo y constancia se consiguen. Con la formación, la educación y el dinamismo el futuro será mucho mejor.