miércoles, 24 de junio de 2015

Los ahmadíes de Pedro Abad reclaman paz y fraternidad en el Ramadán

Un momento de la oración de anoche, a las 11.

Ahmadíes participantes en la oración de anoche, en Pedro Abad. CASAVI
Esta comunidad celebra la primera semana del mes sagrado musulmán 


Una prestigiosa universidad de Estados Unidos manifiesta que hacer ayuno es muy bueno para la mente. El ayuno es una de las razones que marcan a todas las religiones. Los cristinos, con la Cuaresma, los judíos lo denominan Ta'ani y los hindúes Vrat. La comunidad musulmana Ahmadía del Islam, de Pedro Abad (Córdoba), celebra desde el pasado viernes, 19 de junio, la fiesta del Ramadán, el ayuno de 29 o 30 días, "dependiendo de la luna", manifestaba anoche el presidente nacional, Abdul Razzaq Chaudry. Este ayuno es obligatorio para los musulmanes adultos de esta comunidad, quedando fuera también los mayores que están mal de salud o personas que se encuentren de viaje. Los ahmadíes no comen nada desde que sale y hasta que se pone el sol. Razzaq comunica que "este ayuno consiste en hacer un sacrificio anual, en el que además celebramos numerosas oraciones, damos limosnas a los pobres y nos ponemos en su situación en estos momentos de dificultades, ya que muchos está pasando hambre". Con esta celebración, los musulmanes de Pedro Abad tratan de ponerse en el lugar del pobre, viviendo en primera persona el sufrimiento que supone la falta de comida.
   Razzaq comenta que hay oraciones voluntarias y obligatorias. Estas últimas comienzan a primera hora de la mañana, una hora y media antes de que salga el sol, luego tienen otra al mediodía, por la tarde (19.00 horas), a la puesta del sol y a las 11 de la noche (esta última dura de 5 a 6 minutos). Narra que a las 4 o 5 de la mañana muchos ahmadíes también celebran una oración voluntaria. Aunque también se suelen organizar a lo largo del día, en el sentido de que se pueden agrupar todas las oraciones por la noche. Comenta Razzaq que estos días se viven con especial sensibilidad, "ya que tratamos de depurar nuestro alma, siendo además una época buena para la salud".
   Cuando millones de personas conmemoran la primera semana del mes sagrado musulmán de Ramadán, la fraternidad que caracteriza a esta época del año en el Islam no se aplica a la comunidad ahmadía de Pakistán, que sufre la peor persecución de su historia. Los esfuerzos para eliminar la presencia religiosa y cultural de la comunidad ahmadía en Pakistán tienen una larga duración. Incluso se ha querido borrar la memoria de Abdus Salam, premio Nobel de Física y miembro de esta comunidad. Por tanto, desde esta comunidad musulmana de Pedro Abad se trata, por todos los medios de luchar contra el integrismo islámico y trabaja denodadamente para que esta religión sea vista como anunciaba su profeta, Mahoma, y que hoy continúa de la mano de su jalifa, Hadhrat Mirza Masrur Ahmad. 

EL MOVIMIENTO AHMADÍA El Movimiento Ahmadía del Islam es una organización religiosa de ámbito internacional, establecida en 195 países de África, América del Norte y del Sur, Asia Australia y Europa. En la actualidad su número total de miembros Ahmadis supera las decenas de millones en todo el mundo, y estas cifras se incrementan diariamente. Es la agrupación musulmana más dinámica de la historia moderna. El Movimiento Ahmadía del Islam fue fundado en 1889 porHadhrat Mirza Ghulam Ahmad (1835-1908) en una pequeña y remota aldea, Qadian, situada en el Punjab, (India). Hadhrat Mirza Ghulam Ahmad afirmó ser el Reformador y Mesías esperado de los Últimos días, el Esperado por todas las comunidades religiosas del mundo (el Mahdi y el Mesías). El Movimiento que inició es un compendio del mensaje conciliador del Islam: paz, hermandad universal y sumisión a la Voluntad de Dios, en su pureza original. Hazrat Ahmad declaró que el Islam era la religión del hombre: “La religión de la gente del camino recto” (98:6). 
Con esta convicción, el Movimiento Ahmadía, fundado por el Mesías Prometido en un solo siglo, ha llegado a todos los rincones de la Tierra. Dondequiera que el Movimiento se establece, intenta ejercer una influencia islámica constructiva a través de proyectos sociales, instituciones educativas, servicios sanitarios, publicaciones islámicas y construcción de mezquitas; y ello a pesar de sufrir una durapersecución en diversos países. Los musulmanes áhmadis se han ganado la distinción de ser considerados una comunidad pacífica, respetuosa con la ley, perseverante y humanitaria.
El Movimiento Ahmadía del Islam fue fundado por el Mesías Prometido bajo la guía divina con el objetivo de rejuvenecer los valores islámicos morales y espirituales. Favorece y estimula el dialogo interreligioso y se esfuerza en defender al Islam, corrigiendo los malentendidos existentes sobre esta religión en Occidente. Aboga por la paz, la tolerancia, el mutuo afecto y el entendimiento entre los seguidores de distintas religiones. Cree firmemente y actúa de acuerdo con la enseñanza coránica: “No ha de existir coacción en la religión” (2:257) y condena tajantemente la violencia y el terrorismo sea cual sea su forma u origen.
El Movimiento ofrece una presentación clara de la sabiduría islámica, su filosofía, su moral y espiritualidad tal y como se desprende del Santo Corán y de la práctica (Sunnah) del Santo Profeta del Islam, Mohammad, (la paz y bendiciones de Dios sean con él). Algunos miembros áhmadis como el difunto Sir Muhammad Zafrullah Khan (primer ministro de Asuntos Exteriores del Pakistán, Presidente de la 17ª Asamblea General de la O.N.U.; Presidente y Juez del Tribunal de Justicia de la Haya) y el Dr. Abdus Salam (Premio Nobel de Física en 1979) también han sido reconocidos por la comunidad internacional por sus brillantes éxitos y servicios.
Tras el fallecimiento de su fundador, el Movimiento Ahmadía ha sido liderado por sus sucesores elegidos (Jalifas). El líder actual del Movimiento, Hadhrat Mirza Masrur Ahmad, fue elegido en el año 2003. Su título oficial es el de Jalifatul Masih V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba lo que piensa. Envíe su comentario sobre esta noticia, utilizando su nombre y apellidos y no como anónimos.

Los 8 municipios del Alto Guadalquivir, por debajo de los 500 casos por cada 100.000 habitantes

Vista panorámica desde la torre de Garci Méndez, de El Carpio. Redacción. Los ocho municipios de la comarca del Alto Guadalquivir se encuen...