martes, 30 de junio de 2015

A propósito de las elecciones

Antonio Alonso Díaz.
Exmilitante del PP.
Decía Winston Churchill “que el problema de nuestra época consiste en que sus hombres no quieren ser útiles sino importantes”, esta afirmación del líder inglés es todavía hoy aplicable a algunos de nuestros candidatos políticos. Han pasado cuatro años desde las últimas elecciones municipales y los resultados obtenidos en Villafranca este veinticuatro de mayo me llevan a hacer una pequeña reflexión. Hace cuatro años los ciudadanos de Villafranca decidieron dar un toque de atención al partido gobernante, PSOE, haciéndole perder la mayoría absoluta y por el contrario dar un voto de confianza al PP haciéndole subir hasta los cuatro concejales. Esta nueva situación hizo creer al eterno candidato del PP que todo se debía a él y que en nada se podía pensar que más bien podría ser un castigo a las políticas equivocadas del gobierno de Zapatero. Aquí comenzó el gran error de candidato popular porque creyó que la ambición personal de poder está por encima de los intereses generales de los ciudadanos y no le hizo ver la nueva realidad política que se le había presentado. Durante estos cuatro años de legislatura finalizada hemos tenido tiempo de comprobar que el Partido Popular no ha sabido aprovechar la confianza que los  villafranqueños le depositaron, ya que han estado más preocupados por alcanzar el poder a cualquier precio antes que presentar proyectos e iniciativas que mejorasen el bienestar de las personas a las que representan. Además han cruzado en numerosas ocasiones la línea roja que delimita lo que debe de ser una oposición política con el acoso y derribo del contrincante a base de descalificaciones y acusaciones personales. Se ve que algunos todavía no han aprendido que en política como en la vida no todo vale para conseguir sus ambiciones. En 2006 la que hoy es mi mujer, Maribel, dejó de ser la candidata a la alcaldía por el Partido Popular, partido que carecía de representación en el Ayuntamiento de Villafranca y de infraestructura como tal allá por el año 98. Yo por aquel entonces era concejal en Adamuz y junto a mi mujer decidimos renovar el partido y emprendimos una ardua labor que llevó al Partido Popular de nuevo al consistorio villafranqueño en el año 1999 y volver a refrendarlo cuatro años más tarde en el 2003. Es cuatro años más tarde cuando mi mujer decide no volver a presentarse y deja paso al que hoy ha sido candidato por el Partido Popular. Cuento todo esto porque después de doce años y ya no perteneciendo a dicho partido creo que me he ganado el derecho a dedicarles unas palabras a los señores que hoy dirigen el PP de Villafranca. Miren ustedes, el llegar a ser alcalde de un pueblo nunca debe de ser el objetivo de ningún candidato, ser alcalde es la meta, el objetivo de un candidato debe ser siempre el mejorar la vida de sus conciudadanos y esto ustedes no lo han entendido. He comprobado como ustedes no han escatimado en gastos a la hora de hacer su campaña, se ve que no son conscientes de la realidad de su pueblo y de la situación tan dramática que atraviesan sus vecinos y no les importa tirar el dinero de esa manera. He visto también todo tipo de mensajes con el que ustedes han invadido las redes sociales pero todavía hoy no les he visto salir con el mensaje que cualquier político digno debe de publicar después del fracaso obtenido y que no es otro que el reconocer que se han equivocado durante estos años, que piden perdón por todas las veces que han incurrido en el insulto personal y que, lo más importante, que su candidato y su presidente dimiten de todos sus cargos dándole la oportunidad a otras personas que de verdad sepan defender los valores con los que este partido se fundó y que tantas veces ustedes han pisoteado. Solo asumiendo la responsabilidad de su debacle político nos podrán hacer ver que se podrá volver a confiar en ustedes en un futuro, de lo contrario como he dicho al principio, ustedes solo buscaran ser importantes no útiles. Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba lo que piensa. Envíe su comentario sobre esta noticia, utilizando su nombre y apellidos y no como anónimos.

Villafranca baja de los 500 casos por contagio de covid-19, pero sigue en cierre perimetral, igual que Villa del Río

Vista panorámica desde la torre de Garci Méndez, de El Carpio. El nivel de contagios de covid-19 sigue en caída libre en la comarca con Vill...