sábado, 14 de septiembre de 2013

Cofradías y hermandades

Por Antonio Porras Castro
De un tiempo a esta parte, y en demasiada perseverancia, nuestro obispo, o quizás solo yo lo perciba, realiza llamamientos en continua desazón a las Cofradías y Hermandades. Los toques de atención que sugiere y explica, en casi todos sus actos  públicos, son continuos; en estos recordatorios  D. Demetrio  no deja de reivindicar algo que no se entiende, situaciones que no son explicables, entre ellas: posturas  nihilistas, actitudes cargadas de egocentrismo y posiciones más laicas que religiosas dentro de estas organizaciones  religiosos con fines, sociales y cultuales.
El último llamamiento lo realizó este viernes, 13 de Septiembre, con motivo del Vía Crucis Magno que a iniciativa de las Hermandades  celebrará la Exaltación de la Santa Cruz el sábado por las calles de Córdoba. D. Demetrio espera de este Vía Crucis “una magna expresión de fe, y que a su vez alimente la fe de los participantes”, a la vez que alaba la iniciativa, advierte que “el mundo cofrade no es para personas deseosas de protagonismo; que en el mundo cofrade, como en toda la vida cristiana, vale quien sirve y no quien se sirve de él”.
No se entiende que D. Demetrio tenga que advertir, recordar reiteradamente y aprovechar cualquier aparición pública o reunión con Cofradías y Hermandades para incidir en obviedades de este tipo. Quizás lo que más impacto me causó fueron las palabras usadas en la celebración de la homilía en que tomaba y juraba cargo, en la catedral, el nuevo presidente de la Agrupación de Cofradías; el Obispo promulgó: “Las cofradías no son grupos políticos, sino grupos de Iglesia y lugares en el que se transmita la fe y el sentido de Dios”. “Aquí no están ni los míos ni los nuestros. Todos son nuestros gracias  a la Comunión. Esta ejemplificación es tan elocuente como la utilidad de un brazo, sin un cuerpo. Las Cofradías y Hermandades son el brazo del cuerpo religioso.

Nuestro Rvdo. Obispo, finalizó con el reconocimiento al mundo cofrade, en concreto a las personas que gastan horas en preparar y procesionar a sus sagrados titulares. También dejó claro la convulsión  en la sociedad, cuando a la calle salen las procesiones y en concreto esta, por su ambición, realce y solemnidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba lo que piensa. Envíe su comentario sobre esta noticia, utilizando su nombre y apellidos y no como anónimos.

Villafranca y Villa del Río se mantienen en cierre perimetral por covid-19

Vista de una calle vacía de Cañete de las Torres. Los municipios de Villafranca, con 7 nuevos casos y un índice de 576,13 por cada 100.000 h...