jueves, 25 de marzo de 2021

Balconeras del Imperio Romano de Montoro

 

Una de las balconeras del Imperio Romano.

María Isabel Fernández Madueño. Montoro ve el discurrir de los siglos, queriendo llegar desde el valle del Guadalquivir hasta el mismo cielo, donde vive Padre Jesús. Montoro que siempre viste blanco y bermejo fruto de la cal y molinaza de sus casas, es en los albores de la primavera cuando se reviste como mejor sabe, con capas verdes, azules, blancas y rojas de un imperio que rachea por sus adoquines desde hace cientos de años. Los morriones baten el aire embriagado de olor a cera, incienso y pestiño, mientras que corazas y cascos reflejan la luz del mismo Dios en la tierra.



Pepe Zanahoria, empresario local, ante una de las colgaduras.

Y los montoreños que cada año tienen la dicha de vivir tal espectáculo de color y sonido, llevan dos años, por el momento, sin el discurrir de botas de  cuero, de terciopelo y oro sobre sus calles. Como si de un elixir se tratara, necesitan del redoblar de tambores y de las notas de cornetas de llave y largas, que solo en esta tierra suenan diferente. Sin embargo, si hay algo que llevan impreso en el pecho los romanos, es la responsabilidad, el valor y la honestidad que hace que esos hombres sean romanos aun sin revestirse como tal. Cualidades que están haciendo que mantengan intacta la esperanza de ver el final de la pesadilla, que como en otras épocas de su historia, nos ha tocado vivir. Después de una luna de Nisan de 2020 donde los trajes quedaron en baúles y armarios, este 2021, los romanos no podían dejar de engalanar Montoro para seguir dejando su impronta. Esta vez, tendremos que elevar la vista a balcones y ventanas para traer a nuestra memoria su majestuosidad. Un sentimiento de esperanza romana nos embargará estos días, al admirar las balconeras que han tenido a bien realizar con escudo y reseña SPQR. Inundemos nuestras fachadas del sentimiento romano para tener la  fuerza de todos sus escuadrones, la alegría de su toque, la solidez de sus corazas, el valor de sus soldados y la resistencia de sus cuerpos en Jueves y Viernes Santo, para completar el recorrido que nos queda,  viendo la luz con esperanza.

Montoro esta primavera vestirá de VALOR y ESPERANZA de mano de sus siempre romanos, santo y seña inequívoca de este bello lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba lo que piensa. Envíe su comentario sobre esta noticia, utilizando su nombre y apellidos y no como anónimos.

Los 8 municipios del Alto Guadalquivir, por debajo de los 500 casos por cada 100.000 habitantes

Vista panorámica desde la torre de Garci Méndez, de El Carpio. Redacción. Los ocho municipios de la comarca del Alto Guadalquivir se encuen...