La Asociación Defensores y Amigos del Puente Romano de Villa del Río alerta del alarmante estado de abandono que sufre esta infraestructura hidráulica

Visita al Puente Romano de Villa del Río, en el que el puente de la autovía también actúa como tapón destructor.




El Ayuntamiento ya ha realizado un plan de choque a su petición, consistente en la limpieza integral de los aliviaderos

Un grupo de vecinos de Villa del Río han dicho “basta ya” al deplorable estado de abandono que presenta el Puente Romano de esta localidad. Por ello se ha creado la Asociación Defensores y Amigos del Puente Romano de Villa del Río, que se ha concebido como un último intento por la salvaguarda del mayor
monumento de Villa del Río, uno de los puentes construidos en época romana más interesantes (sobre todo por la disposición de los arcos, la calidad del almohadillado de los sillares y el engatillamiento de sus dovelas) y mejor conservados del sur de la Península Ibérica, según numerosas investigaciones. Es también la construcción más antigua realizada en piedra molinaza.
La causa principal que ha motivado la constitución de la Asociación es el alarmante estado en que se encuentra dicho puente, en peligro de ruina inminente, debido tanto a las intervenciones sufridas en la estructura como a las realizadas en el propio entorno, entre las que se encuentran:
- El desafortunado encauzamiento del Arroyo de las Cañas realizado en 1986 desaguando justo en la embocadura del puente, aumentando con ello el caudal de agua, lo que propicia que se provoquen numerosas inundaciones que afectan de manera directa a los ciudadanos y al propio monumento.
- A las polémica restauración llevada a cabo en 1999.
- A la reducción y falta de limpieza del cauce.
- A la eliminación del sotobosque y alameda de ambas márgenes del arroyo.
- A la elevación excesiva de los gaviones construidos en su embocadura, que encauzan y proyectan contra el puente toda la virulencia y empuje de las aguas.
- La construcción del puente de hormigón construido a escasos metros que actualmente sostiene la Nac. IV, y que impide una correcta circulación de las aguas.
- El abandono por parte del Ministerio de Fomento (a quien pertenece el mismo) y el silencio tras haber recibido numerosos escritos por parte tanto del Ayuntamiento de Villa del Río como de diversas asociaciones desde hace dos décadas.
- El actual proceso de desactivación patrimonial en el que se encuentra el monumento.
- La aparente inexistencia de implicación y concienciación ciudadana en la causa.


· Acciones programadas
-Vía Administrativa y judicial. Presentación de un recurso  contenciosoadministrativo contra la Administración Pública. Debido a que la Asociación no tendría capacidad de realizar dicho recurso hasta la edad de 2 años, el Ayuntamiento de Villa del Río se dispone a estudiar la vía judicial para hacerlo en nuestro nombre.
-Realización de diversas actividades culturales. Ante la desactivación patrimonial,
se debe incentivar actividades culturales que persigan la implantación de la figura del Puente Romano como símbolo de los villarrenses, que un día tuvo y sigue teniendo para las generaciones de 30 o más años, pero que para los más jóvenes ha desaparecido por completo. Se potenciará de este modo la sensibilidad y concienciación del pueblo hacia su mayor monumento.
-Medios de comunicación. Colaboraremos con ellos para que hagan llegar la noticia por todo el territorio comarcal, autónomo o nacional.
-Contacto con otros colectivos. La Asociación, al igual que la Plataforma que se
tiene previsto crear, contactará con colectivos en situaciones de igual índole, persiguiendo la complicidad, hermandad y asesoramiento en casos de patrimonio en peligro o desactivado.
· Actividad de la Asociación hasta la fecha
En su corto período de vida, miembros de la Junta Directiva de la Asociación han
estado presentes en Actividades Culturales organizadas por otras asociaciones
homónimas para conocer la problemática de otros bienes patrimoniales y yacimientos, como el caso de Ategua en Santa Cruz, Córdoba.
Participa además en las Jornadas de Medioambiente y Movilidad, del Ayuntamiento de Villa del Río y Diputación de Córdoba, donde representantes cualificados de la Asociación dan una charla in situ en el Puente Romano a niños de edades comprendidas entre los 11 y 13 años.
Aprovecha su acto de presentación para potenciar el conocimiento de los asistentes sobre el monumento, contando con especialistas en arqueología clásica como José Antonio Morena, arqueólogo director del Parque Arqueológico de Torreparedones en Baena o Julio Clementson Lope, autor de una tesis sobre la piedra molinaza, material constructivo del Puente Romano de Villa del Río.
La Asociación colabora además en el curso de Aprendiz de Guía Cultural que se
desarrollará en Villa del Río a partir del 25 de noviembre, en el que uno de los miembros cualificados de la Asociación asumirá el papel de guía cultural hablando del puente romano a todos aquellos inscritos en el curso.
· El Puente Romano de Villa del Río
El puente romano de Villa de Río es una construcción pontuaria del Imperio Romano situado en este pequeño pueblo cordobés. Salva el arroyo Salado de Porcuna a pocos kilómetros de su desembocadura en el Guadalquivir. Se trata del mayor monumento de la localidad, catalogado como Bien de Interés Cultural.
En época romana dio continuidad a la Vía Augusta a su paso por la antigua ciudad de Ripa, identificada con los alrededores de la localidad actual de Villa del Río, siendo objeto de múltiples restauraciones a lo largo de los siglos y manteniéndose en uso hasta el año 1965, cuando se sustituye definitivamente por un puente que pudiera cubrir las nuevas necesidades del transporte por carretera.

El Puente Romano de Villa del Río ha sido Monumento Histórico Nacional desde el 6 de junio de 1931 y catalogado BIC (Bien de Interés Cultural).