Los discapacitados de Adamuz estrenan sede social





Ayer tuvo lugar en Adamuz la inauguración de la nueva sede de la Asociación de Minusválidos de esta localidad, situada en un espacio puesto a disposición por el Ayuntamiento. El alcalde, Manuel Leyva, dijo en el acto inaugural que “fue un compromiso que adquirimos hace mucho tiempo con el colectivo de discapacitados de la localidad donde pudieran desarrollar la gran actividad que vienen realizando desde su creación, hace varios años”. Leyva dijo que “es un colectivo a admirar porque tiene una gran actividad, se mueve buscando fondos por todos lados, pero además tiene muchas actividades y les están haciendo mucho más fácil la vida a los adamuceños que sufren algún tipo de minusvalía”. El alcalde adamuceño añadió que “estos son los proyectos que hay que apoyar, sobre todo en unos tiempos en los que la crisis se está cebando con los más débiles”. La sede se encuentra en el Centro Comarcal de Servicios Sociales, ubicada en Adamuz, de la que Leyva dijo que “se ha construido gracias a los fondos Feder y hoy podemos decir que es una realidad, en parte, dándole cobertura a este colectivo, pero aún queda mucho por recorrer en este amplio espacio sociosanitario”. Las instalaciones cuentan con una sala de rehabilitación y mantenimiento físico, salas administrativas, reuniones, sala de usos múltiples, etcétera.
            Por su parte, el presidente de la Federación Provincial de Asociación de Minusválidos de Córdoba (Fepamic), Antonio Hermoso, añadió que “son unas instalaciones dignas y adecuadas, donde se ve el esfuerzo realizado por el Ayuntamiento, sobre todo en una época de crisis, cuando hay pocos recursos y muchas necesidades”. También se mostró seguro de que tendrá un uso constante.
            Antonio Cantador, presidente de la asociación, comentó que lo forman cien socios y que a lo largo de sus 9 años ha pasado por varios locales “siempre de prestado, no reunían las condiciones, hasta que casi desde el inicio de la andadura de nuestra asociación el Ayuntamiento se comprometió a crear unas instalaciones de este tipo, que hoy son una realidad”. Añadió que “es un sueño”, ya que a su juicio, esto que ofrecen al pueblo para mejorar su calidad de vida “se puede rentabilizar y dinamizarlo mucho mejor”. Ya se están preparando los diferentes talleres de manualidades, de risoterapia, culturales, etcétera.