Antonio Cuesta: “Hay gente que se dedica a vivir del cuento bajo el paraguas del sindicalismo”

Antonio Cuesta Reifs.
Antonio Cuesta Reifs es un ex sindicalista que militó durante más de 40 años en Comisiones Obreras (CCOO). Ha representado a este sindicato en multitud de órganos de la administración pública y ha sido miembro de diferentes comités de empresa durante varios años. Como verán, no tiene nada de desperdicio lo que este hombre narra con total libertad y sin tapujos sobre la situación de los sindicatos. Considera que hay personas que están manchando "la dignidad de los sindicatos ganada con la lucha de muchos trabajadores".

-¿Qué quiere denunciar usted a estas alturas de su vida?
-Sobre todo que existan privilegios con el tema de las liberaciones sindicales y el abuso existente en cuando al importante dinero que se maneja, que es de los ciudadanos. Es injusta esta situación.
-¿Cómo considera esta situación?
-Un atropello. Concretamente en el Hospital Reina Sofía había últimamente 97 liberados sindicales. Algunos con sueldos de más de 6.000 euros.
-¿Quizás ha sido esta la cuestión que le ha llevado a retirarse del mundo sindical?
-Por supuesto, porque yo no he compartido nunca el uso que se hace de los sindicatos por parte de gente que se dedica a vivir del cuento. Igualmente ocurría con los cursos de formación, que eran una falacia. Era todo un puro montaje para llevarse el dinero.
-Por favor, ¿cómo puede ser esto?
-Si. Y lo han hecho con la colaboración del gobierno. Zapatero tenía mucha facilidad para darles dinero a estos presuntos delincuentes.
-¿Por qué sale ahora usted con esta denuncia pública?
-No. Ya llevaba tiempo denunciándolo.
-¿Esto ha ocurrido siempre?
-En absoluto. Yo fui funcionario del Servicio Andaluz de Salud, como celador en el Reina Sofía. Cuando yo comencé en este mundo, los sindicatos eran respetados por la administración, hasta que ésta le ha cogido el truco. Los sindicatos ahora solo quieren dinero y liberados sindicales.
-¿Cómo se siente ante este panorama que cuenta?
-Me duele con todo mi alma esta situación, porque a CCOO la llevo dentro de mí. No tengo la menor duda de que si hay trabajadores honrados, están ahí en CCOO, pero lo que están haciendo los que mandan es que el sindicato no represente a nadie. CCOO ganó las elecciones en Reina Sofía dos veces cuando fui en la candidatura, cuando yo iba como cabeza de lista. Hoy día ganan los sindicatos corporativos, que son los que buscan solamente la pela.
-¿Qué medidas deberían tomarse, pues?
-Cerrarle el grifo completamente a los sindicatos, ya que están engañando al pueblo. Ni contratan a nadie para formar y solo buscan liberaciones. Son un auténtico engaño. Es una farsa.
-¿Qué recuerdos guarda usted de sus inicio en CCOO?
-Yo me he jugado la vida por CCOO en la época de la dictadura. Yo entré en Reina Sofía en el año 1975. En esa época había que jurar fidelidad a los principios del Movimiento Nacional y no lo hice. Yo tenía el antecedente de que no estaba limpio por pertenecer a CCOO.