Cañeteando multiplica las ventas en los establecimientos públicos de Cañete


B.R.Z.- No hay experiencia más tentadora que escuchar música en directo bajo la luz de la luna. Esta fue la que se vivió en la cuarta edición de Cañeteando, celebrada entre la noche del pasado sábado y la madrugada de ayer, que congregó en los espacios públicos de Cañete de las Torres a cientos de vecinos y visitantes de diferentes puntos de Andaucía, que hicieron que se multiplicaran las ventas en los establecimientos públicos de este municipio del Alto Guadalquivir. Sin duda, ha sido una medida de apoyo al sector de la hostelería, que tan difícil lo está teniendo con la crisis económica. Fueron más de 3.000 las personas que pasaron por Cañete de las Torres para tapear, disfrutar del ambiente, descubrir su bella arquitectura y al mismo tiempo convivir en torno a diferentes disciplinas musicales.
            Jóvenes y adultos se desplazaron hasta esta localidad para ver en directo el programa elaborado por el Ayuntamiento para esta cuarta cita con la música y el turismo. A las 20 horas comenzó el concierto de Minimax, le siguió a las 21.15 horas el del grupo local Serenata, posteriormente La Guananu, más tarde The 80’s Band, a la 1 de la madrugada Canijo de Jerez y a partir de las 2.30 horas y hasta bien entrada la mañana de ayer los dj’s Javi Rodríguez y Álvaro Guerra. El Canijo de Jerez, con un gran escenario montado en la calle del Ayuntamiento, fue el evento que mayor número de público congregó, llegando hasta la Plaza de España. Según fuentes consultadas por este periódico, esta cita, con acceso gratuito para todos los públicos, ha dejado en el municipio entre 30.000 y 50.000 euros en una noche, que no está nada mal.

            El alcalde de Cañete, Félix Romero, agradeció ayer la asistencia y buen comportamiento de los asistentes a esta nueva cita musical, destacando “la ausencia de incidencias y el buen ambiente vivido, siendo esta para mí la mejor de las noticias”. Romero se mostró expectante ante los resultados obtenidos por esta nueva experiencia, a la espera de haber sido capaces, desde la organización de conseguir una edición al gusto de la mayoría. También alabó “el excelente trabajo de la delegación municipal de Juventud y Festejos, con Juan Francisco Aguilera a la cabeza, y la magnífica labor del personal municipal, técnicos de iluminación y sonido, Policía Local, Guardia Civil y servicios sanitarios”.