Grandes genios de la música

María y José Francisco, junto a la fuente de Villa del Río.
Los hermanos José Francisco y María Rabasco López, de 8 y 11 años, respectivamente, son dos genios de la música. El primero, en la especialidad de trompeta, se encuentra actualmente en el primer curso de grado profesional del Conservatorio de Música de Córdoba, compartiendo aula con personas de diferentes edades, desde los 13 años hasta los 40.

   Con la edad de José Francisco se suele estudiar primero de elemental, por lo que estamos antes un auténtico genio de la música. José Francisco recuerda que con cinco años se aficionó a tocar la trompeta, al verse atraído por una banda de la vecina localidad de Lopera (Jaén). Con la inocencia de su edad, José Francisco afirma que de mayor le gustaría ser profesor, y músico, para dar conciertos allá donde lo requieran.

   A ello se añade que una buena disciplina musical conlleva unos resultados académicos sobresalientes, como el caso de estos dos hermanos, hijos de un ruteño, que cuentan con un expediente académico brillante. José Francisco es además primer trompeta de la banda de segundo de profesional y solista de la Agrupación Musical Pedro Morales, de Lopera, le encanta leer y jugar con sus amigos. Esto demuestra además que se puede ser una persona totalmente normal y brillar en los estudios y en las aficiones.
  En el caso de María, que debería estar por su edad en cuarto de elemental, se encuentra en segundo de profesional de flauta. Aunque sus inicios fueron en la percusión, en la banda de su pueblo, sintió la vocación musical también desde muy pequeña. Le gustaría llegar a tocar en la Filarmónica de Viena y no parará hasta conseguirlo. Comenta que la vio a los 9 años en el concierto de Año Nuevo, momento en el que comenzó a tocar la flauta. En solo dos años ha pasado de primero de elemental a segundo de profesional, gracias a Juan Carlos del Pino Bueno. Tanto María como José Francisco son un ejemplo a seguir por los niños de nuestra comarca, poniéndose de manifiesto que si se quiere algo, se puede conseguir. Han ido pasando pruebas de forma vertigiona, mostrando su capacidad musical y audaz aprendizaje en todo momento. Estos dos hermanos, de Lopera, están muy vinculados en nuestra comarca, hasta tal punto de que su padre, José María Rabasco (gerente de Promocón) cuenta con una sede en Villa del Río, realizando importantes proyectos de obras en la zona.